Agua para consumo humano

Nuestro planeta está compuesto por un 97% de agua salada y un 3% de agua dulce. Este 3% se encuentra distribuido en ríos, lagos, acuíferos subterráneos, pero principalmente en los nevados y los polos, siendo útil para consumo humano solo el 1%.

En el Perú, el 51% de los hogares pobres consume agua proveniente de la red pública y el 49% restante de camiones cisternas, ríos, acequias u otros similares. Además se observa que en la amazonía del Perú se hace uso de aguas superficiales sin ningún tratamiento. Estas fuentes contienen bacterias, protozoarios y virus en grandes cantidades, lo que incrementa la probabilidad de enfermedades de tipo infectocontagiosas, diarreicas y parasitarias.

Con el objetivo de proteger a la población peruana, el año 2010, la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA), crea el “Reglamento de la Calidad del Agua para Consumo Humano”, que establece el marco normativo en la gestión de la calidad del agua.

Este reglamento determina los valores máximo permitidos que el agua puede tener de elementos físicos, químicos y microbiológicos, para ser considerada agua apta para consumo humano y uso doméstico.

El ser humano puede obtener agua para su consumo, producto de tratamiento o de fuentes naturales como: ríos, lagos, nevados, etc. En este último caso, es normal que contenga sustancias como sales y algunos minerales que no significan una amenaza para el organismo, en tanto no excedan los límites establecidos.

Parámetros Microbiológicos:

Referidos a todos aquellos microorganismos que solo se ven bajo los lentes del microscopio, como lo son bacterias, virus, hongos y parásitos.

Parámetros Organolépticos:

Basados en el uso de los sentidos, toman en cuenta parámetros que afectan la calidad estética del agua. Para lo que se han establecido rangos con distintas unidades de medida para características como el olor, sabor, turbiedad, entre otros.

Parámetros Químicos Orgánicos e Inorgánicos:

Establece la cantidad máxima de ciertos elementos como el arsénico, mercurio, plomo, boro, etc. Además, limita la concentración de sustancias orgánicas como hidrocarburos disueltos, el benceno, aldrín, cloruro de vinilo, etc. 

Parámetros de Control Obligatorio:

Si bien la lista para cada grupo de parámetros  que mencionamos es extensa, es importante tener en cuenta que algunos de estos son obligatorios para las empresas o personas que distribuyen agua para el consumo humano. Estos son:

  • 1.- Bacterias coliformes totales
  • 2.- Bacterias coliformes termotolerantes (Escherichia coli)
  • 3.- Color
  • 4.- Turbiedad
  • 5.- Residual de desinfectante
  • 6.- pH


En KOSSODO le ofrecemos equipos que cumplen con estándares de alta calidad de fabricación basados en métodos internacionales, con el fin de analizar de manera eficiente y precisa gran parte de los parámetros impuestos en la norma, y que garantizan el cuidado de la salud de las personas.